viernes, 27 de febrero de 2015

¿Cómo es posible?:una aproximación a la síntesis macroeconómica ortodoxa.

27 de febrero de 2015.

Para una persona sin formación en economía, creo que es difícil comprender las políticas de austeridad impuestas en los países de la zona euro en medio de una terrible depresión económica. Y lo es, porque en efecto es muy difícil.

Voy a intentar resumir cómo piensan quienes gobiernan la zona euro. Explicarlo para comprenderlo. Comprenderlo por dentro, para finalmente no estar de acuerdo.

La síntesis macroeconómica actual, o visión macroeconómica "ortodoxa", postula que como los agentes económicos actúan racionalmente, los mercados se vacían siempre. Es decir, que a los precios pactados, demanda y oferta se igualan y alcanzan un óptimo. Como el mercado laboral es también mercado, y sus agentes son racionales  asimismo, el mercado de trabajo se vaciará. En definitiva, no habrá desempleo involuntario. Y, si lo hay por un shock, tenderá a desaparecer rápidamente. Un shock es algo inesperado, que al no estar previsto aleja momentáneamente a la economía del equilibrio. Muy temporalmente porque los agentes incorporan su información y logran nuevamente el óptimo.

Sin dar muchas vueltas, esta opinión defiende que los precios y la oferta monetaria no pueden impactar durante un tiempo apreciable sobre la producción. Quienes nos gobiernan desde las "instituciones" o "troika", creen que imponer a Grecia, España, Portugal, etc. un proceso deflacionario relativo al resto de países, no tendrá efectos a medio plazo sobre el desempleo.

El problema es que la realidad es terca: observamos sin lugar a duda un tremendo desempleo involuntario y de larga duración, que conduce a millones de personas a la pobreza. Involuntario significa que quieren trabajar pero no pueden, porque no hay puestos de trabajo disponibles en la economía para ellos.

Es decir, los economistas que nos gobiernan creen que los mercados alcanzan espontáneamente una posición óptima, donde no hay desempleo involuntario a medio plazo. Para ellos, esta teoría es tan fuerte y clara, que no puede dejar de cumplirse, con pequeños errores de medida y con impactos a corto plazo tipo shocks.

Como keynesiano, creo que se equivocan. Que el proceso de austeridad (menos gastos) y de deflación relativa es muy perjudicial. Afirmo que el Banco Central Europeo debería imprimir más dinero y crear más inflación, y que debería mejorar la asistencia financiera de los países que están sufriendo más. En otras palabras: cambiemos las instituciones de la Unión Europea y las reglas impuestas en ellas para lograr un política expansiva de demanda efectiva. La actual nos lleva a una continuidad de la pobreza.

Dos apuntes adicionales. Me asombra que el gobierno español afirme ir muy bien cuando hemos crecido 1'4%. Desde cualquier punto de vista, es un crecimiento totalmente insuficiente y alejado del potencial de nuestra economía. Tenemos la suficiente capacidad de factores y de productividad total como para estar rebotando a tasas de crecimiento del PIB del 4%, con la creación de empleo consecuente.

Finalmente, ¿cómo explicar que los mercados no alcancen un óptimo si todos nos comportamos racionalmente?. Fundamentalmente porque los precios y salarios se comportan con desfases y siguen shocks de oferta: se adaptan lentamente a las sucesivas situaciones, y crecen o caen cuando bienes esenciales de la economía se hacen más o menos escasos, o se dan o no cambios tecnológicos.

Un poco de autocrítica final: falta un modelo matemático acabado de la producción de decisiones y los equilibrios resultantes, cuando se dan esas rigideces parciales y temporales. Necesitamos completar la teoría.

jueves, 19 de febrero de 2015

Una zona euro para reunirlos a todos...

19 de febrero de 2015.

Alemania rechaza cualquier adaptación de las condiciones a Grecia. La troika exige que el gobierno heleno cumpla con el pago integral de toda la deuda. Nada que negociar. Simplemente, el pueblo griego ve negada su capacidad de decidir. El gobierno heleno debe reconocer que es una colonia económica.

En consecuencia, todo esta claro. Un euro para practicar un meomercantilismo germano. Para atar al resto de países como mercados e imponerles devaluaciones competitivas. Adiós democracia, adiós.

La historia se irá repitiendo, gobiernos que quieran negociar unas deudas impagables para poder expandir algo su demanda, para poder atender a los derechos económico-sociales esenciales, y unas instituciones europeas al servicio del país más poderoso y, sobre todo, las grandes empresas, bancos e inversores.

No me importa decir lo que sigue, aunque sea tachado de utopía. Simplemente queda una sola opción práctica: salir del euro, recuperar la autonomía monetaria, realizar una reestructuración de la deuda (sí una quita: una reducción en los tipos de interés y las amortizaciones anuales), y una política subsiguiente expansiva, y de depreciación en lo que sea necesario.

Resultado: una violenta crisis inicial y a corto plazo. Pero un rebote sustancial e intenso a largo plazo, hasta volver a niveles sostenibles de crecimiento.

No encuentro otra opción.


domingo, 8 de febrero de 2015

¿Soberanía y democracia?: el nuevo colonialismo en Europa.

8 de febrero de 2015.

Tsipras, primer ministro griego: "Grecia no puede ser chantajeada porque la democracia en Europa no puede ser chantajeada". Sin embargo, el BCE y Alemania quieren dictar a Grecia una bajada del salario mínimo, una reducción en las pensiones, la inadmisión de los empleados públicos despedidos.

Jamás hubiese creído, en los años 80, que llegaríamos a esta situación. Que entidades no electas creerían estar en la posición de dictar a los países europeos soberanos su política. Que un banquero se creería capacitados para decirle a los ciudadanos griegos que no tienen derecho a tener luz en sus casa, o a los jubilados griegos que sus pagas deben estar por debajo del mínimo de subsistencia.

Ahora me pregunto, ¿qué le ha pasado a Europa?. Y sobre todo, ¿estamos preparados para vivir sucesivos vuelcos electorales que cada vez serán más contrarios a la idea de una Europa unificada?.

Cuando digo Grecia, puedo incluir Italia, España, Portugal, Francia, Irlanda.

En el momento en que el BCE ha transmitido a Grecia que no iba a admitir de sus bancos bonos públicos griegos como activos a cambio de préstamos, en ese mismo instante, las instituciones de la zona euro han decidido hacer chantaje a la ciudadanía griega.

Lo triste es que ahora el gobierno griego debe elegir: entre permanecer en la zona euro y admitir esa política de austeridad, traicionando las urnas; o seguir una política económica propia, que estimule la economía y combata la pobreza, pero saliendo del euro y haciendo una quita unilateral de su deuda. Su liquidez le da unos dos o tres meses para decidir. Veremos.

Lo más penoso es que los gobiernos de Italia, Francia, España podrían realizar una acción conjunta para evitar esta situación. Acción que salvaría asimismo su propia soberanía nacional y desarrollaría una política de estímulo económico a escala europea. Simplemente bastaría con que transmitiesen a Alemania, el Banco Central Europeo y el resto de instituciones que no se va a admitir ningún chantaje contra una de las naciones miembros de la zona euro. Que se va a negociar cómo hacerlo y hasta qué punto se puede llegar.

Sin embargo, temerosos de posibles futuros chantajes y subidas de primas de riesgo, se quedan en silencio esperando que no les llegue en el futuro una situación como la de Grecia. Se equivocan, porque ya están en esa situación que compromete sus democracias quitando todo el valor del voto.

Por lo tanto, dependemos todos nosotros de Grecia y del valor de sus gobernantes y ciudadanos. El único país que hasta ahora ha sido capaz de levantar su voz y decir no.

jueves, 5 de febrero de 2015

2002-2012: Pérdida en la financiación autonómica, y mayor desigualdad.



5 de febrero de 2015.
Ignacio Escañuela Romana.


Las preguntas acerca de cómo ha evolucionado la financiación autonómica y qué Autonomías han ganado o perdido son esenciales, ya que se refieren a cómo se ha financiado la asignación de recursos para competencias relacionadas con derechos fundamentales. Especialmente la sanidad, la educación y el gasto social y en dependencia. Es cierto que puede haber ganancias de eficiencia y mejorías de gestión, pero en general, a mayor gasto per cápita, mejor servicio.

El Documento de Trabajo, No 14/25, septiembre de 2014, de Ángel de la Fuente, Servicio de Estudios del BBVA, intenta construir series de datos de financiación autonómica que tengan carácter homogéneo: que sean comparables entre las Comunidades Autónomas y en el tiempo, igualando una base de competencias homogéneas. Estas series sirven como punto de partida para un análisis que se acerque a la realidad y dé evidencia sobre tres problemas. ¿Cómo ha evolucionado la financiación autonómica efectiva?, ¿qué autonomías tienen mejor financiación para las competencias que comparten?, ¿cómo han evolucionado las diferentes Autonomías en relación con la financiación?. En un Estado semifederal, como el nuestro, éstas son cuestiones esenciales. No pueden dejar de responderse. Es un derecho fundamental de los ciudadanos.

El Documento de trabajo define como serie de financiación efectiva a competencias homogéneas el total de recursos que tiene cada Comunidad para financiar el ejercicio de competencias comunes. Se restan competencias diferentes, no compartidas por todas, y su financiación. Se descuentan cambios normativos que aumenten o disminuyan tipos impositivos reales: se ajustan los ingresos tributarios para las figuras en las que las Autonomías tienen autonomía normativa. Es decir, se sustrae cualquier rebaja o aumento de tipos de las Autonomías que tiende a esconder la evolución del sistema impositivo común.

Finalmente, se restan el Fondo de Compensación Interterritorial y los Fondos Estructurales europeos (cuyo objetivo es compensar situaciones de atraso económico y no asignar bienes) y se distingue entre los ingresos como derechos (devengo) de los ingresos reales percibidos (criterio de caja).  El sistema es complicado, con pagos a cuenta y pagos definitivos, pero el devengo sirve como base para endeudarse y consignar, mientras la caja sirve para pagar efectivamente.

Analizo las comunidades de régimen común, y no País Vasco y Navarra. Dejo también aparte a las Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, por sus características claramente específicas, no comparables sin introducir supuestos complicados. Las series las calculo en precios reales de 2008. Así sabemos  qué parte de los crecimientos se debe a la inflación y qué parte es real. Evidentemente, deberíamos deflactar por un deflactor propio de cada Autonomía, pero no dispongo de estos datos y el deflactor nacional es una buena aproximación.

Veamos las preguntas y la solución a partir de estos datos disponibles.

Primero, ¿cómo ha evolucionado la financiación autonómica?




Todas las C.Aut., financiación por devengo a competencias homogéneas, precios constantes 2008, dividida por la población total, euros.
Todas las C.Aut., financiación por devengo a competencias homogéneas, dividida por el PIB, precios constantes 2008, euros.
Todas las C.Aut., financiación por caja a competencias homogéneas, precios constantes 2008, dividida por la población total, euros.
Todas las C.Aut., financiación por caja a competencias homogéneas, dividida por el PIB, precios constantes 2008, euros.
Evolución porcentual 2002 a 2012
-0,96
-1,54
-5,12
-5,68



Se observa una reducción de la financiación por habitante entre el -1% y el -5’1%. Y una caída de la financiación respecto al PIB en términos constantes de entre el -1’5% y el -5’7%. Además, la reducción en caja es mucho mayor que en devendo, lo que sitúa a las Comunidades en un problema adicional de liquidez en sus pagos.

Ahora bien, mientras caen los recursos, los precios de los servicios públicos han ido aumentando. Los precios del servicio sanitario y del educativo sufren una inflación más alta, para poder mantener el estándar de calidad. Entre 1981 y 2002, en una estimación valiosa poque concentra más de dos décadas, el gasto sanitario en los países OCDE creció en un 3’6% anual (estudio de la Comisión Europea en 2009, sobre el impacto del envejecimiento de la población, que muestra que el principal impacto es el nivel de renta, el segundo es la mejora tecnológica y el tercero y marginal es precisamente el envejecimiento). De hecho, la inflación sanitaria y educativa es persistentemente superior.

Por lo tanto, un descenso en el dinero real recibido para pagar competencias que, en un 55% (media) son  sanitarias y educativas, constituye una situación de imposibilidad de prestación de servicio con la misma calidad.

No es extraño que la Comunidades Autónomas españolas no hayan podido mejorar sus servicios públicos y se hayan encontrado en una auténtica pesadilla en la que era necesario recortar y se iban restringiendo servicios y bienes. En definitiva, menos derechos.

Conclusión: El sistema de financiación autónómica no garantiza desde principios de este siglo la financiación de los servicios públicos esenciales y sociales.

Segundo, ¿qué autonomías tienen mejor financiación?.




Autonomías, financiación por devengo a competencias homogéneas, precios constantes 2008, dividida por la población total, euros.

2012
Evol. % 2002 a 2012
Cantabria
2487,93
-3,87
Extremadura
2468,38
-3,35
Rioja
2458,82
-5,71
Castilla-León
2441,84
-2,99
Galicia
2368,26
0,54
Aragón
2356,62
-4,57
Asturias
2321,03
-2,06
Castilla La Mancha
2180,41
-7,27
Cataluña
2054,30
-6,53
Valencia
2006,87
-1,96
Andalucía
1988,25
-9,44
Madrid
1949,28
-4,71
Murcia
1935,88
-7,01





Este listado muestra con claridad qué Autonomías tienen mejor o peor financiación, así como cómo ha evolucionado la posición de cada una de ellas.

Conclusión: el sistema de financiación autonómica da financiación per cápita significativamente diferente a las distintas Autonomías. Por lo que no es imparcial: favorece a los ciudadanos de unas frente a los de otras. De esta forma, se configura un sistema de más o menos derechos según la Comunidad donde se resida. Derechos esenciales: educación, sanidad, gasto social y otros.

Tercero, ¿qué autonomías han ganado en los últimos años y cuáles han perdido?.

Los datos de financiación per capita son los siguientes en evolución porcentual. En la segunda y tercera columnas los datos son de devengo. En la cuarta y quinta los datos con a caja. En ambos casos, son cantidades per cápita.





FID/POBL
Evol. 2002 a 2012 %
FIC/POBL
Evol. 2002 a 2012 %
Andalucía
FIDAN1
-9.44
FICAN1
-11.02
Aragón
FIDAR1
-4.57
FICAR1
-3.35
Asturias
FIDAS1
-2.06
FICAS1
-0.22
Cantabria
FIDCA1
-3.87
FICCA1
0.71
Castilla-León
FIDCL1
-2.99
FICCL1
-1.54
Castilla La Mancha
FIDCM1
-7.27
FICCM1
-5.58
Cataluña
FIDCT1
-6.53
FICCT1
-4.48
Extremadura
FIDEX1
-3.35
FICEX1
-9.64
Galicia
FIDGA1
0.54
FICGA1
0.11
Madrid
FIDMA1
-4.71
FICMA1
6.57
Murcia
FIDMU1
-7.01
FICMU1
-6.75
Rioja
FIDRI1
-5.71
FICRI1
-0.73
Valencia
FIDVA1
-1.96
FICVA1
-9.19




Por ejemplo, FIDAN1 es FID para Andalucía dividido por la población andaluza. Por lo tanto, financiación efectiva en términos reales y competencias homogéneas a devengo per cápita. FICAN1 igual pero en términos de caja.

Se observa que la financiación por habitante en devengo se ha reducido para todas las Comunidades, salvo Galicia. Y es menor según el criterio de caja salvo para Madrid, Galicia y Cantabria.

¿Existe algún criterio que nos permita entender esta evolución?. Sí.

La financiación por caja per capita aumenta en relación con el nivel medio de PIB real per cápita. Cuánto más rica es una Comunidad Autónoma en riqueza por habitante, más financiación ha recibido para ese ciudadano/a.

Se observa gráficamente:




En el eje de abscisas tenemos el nivel medio de PIB real per capta de cada Comunidad. Los puntos son la evolución porcentual en estos años de la financiación pro caja per capita para competencias homogéneas. Se ve que a mayor riqueza por habitante, mejor evolución ha tenido la financiación por caja por habitante.

Segundo, la financiación por devengo efectiva, a competencias homogéneas y per cápita, ha evolucionado mejor conforme mejor se ha desarrollado el PIB real per capita de la Comunidad Autónoma. Se ve también gráficamente:







En el eje de abscisas está la evolución del PIB real per capita, y en el eje de ordenadas la evolución entre 2002 y 2012 de la financiación por devengo de competencias homogéneas para esa misma Comunidad. Hay dos valores fuera de la regresión, Valencia que ha perdido menos financiación per capita de lo que le correspondería por este criterio, y Andalucía que pierde más de lo cabría esperar.

En conclusión, la financiación autonómica ha evolucionado premiando, en general y con algunas excepciones, a las Comunidades que más han mejorado su renta per cápita. Los ciudadanos y ciudadanas de las Autonomías que han evolucionado más dinámicamente han recibido el premio adicional de tener mejores servicios e inversiones públicas. Sobre todo, en el campo de la sanidad,  la educación, y los gastos sociales: competencias autonómicas. La financiación autonómica ha empeorado la equidad interterritorial en estos años.