sábado, 17 de octubre de 2015

Desigualdad y pobreza en Europa.

17 de octubre de 2015.

Ignacio Escañuela Romana.

Creo que no somos conscientes de la desigualdad y pobreza que marcan nuestras sociedades. Y menos, aún, del hecho de que la pobreza demuestra la carencia de políticas públicas para luchar contra ella.

Es cierto que la desigualdad tiene algo de inevitable. Por muchos factores y resultados. Pero la intensidad de las diferencias y la pobreza muestran la preferencia social. Enseñan con claridad lo que somos, lo que queremos ser.

Tomo datos básicos de 2013, de Eurostat. Clasifico por países, desde mayor desigualdad hasta la menor. Desde mayor pobreza, hasta la inferior.

He tomado los datos de disgualdad respecto a la mediana. Es decir, 60% por debajo de los ingresos de la familia representativa que tiene la posición central en una sociedad. Y, también 40% por debajo. Cuánto mayor sea el porcentaje de la población por debajo del 60% y el 40%, mayor será la desigualdad. He añadido los datos de renta per cápita, también para 2013 (a precios constantes de 2010, datos estadísticos del Departamento de Agricultura, Gobierno EEUU).



Por debajo de la mediana de los ingresos.

40,00% 60,00% Renta p.c.
Grecia 11,1 23,1 22758,4693254581
España 9,3 20,4 29047,0934974736
Italia 8,3 19,1 33255,7300498223
Portugal 8 18,7 20458,4090006416
Polonia 5,8 17,3 13393,1121358436
UE-28 5,7 16,7 33550,7155734105
UE-15 5,5 16,5 39046,5817236531
Austria 4,9 14,4 47429,5618333991
Eslovaquia 4,9 12,8 17312,5427582814
Dinamarca 4,8 12,3 57557,138361404
Irlanda 4,7 15,7 46941,317503117
Suecia 4,5 14,8 52487,5268430873
Reino Unido 4,4 15,9 39507,6493419221
Alemania 4,2 16,1 43769,4510127282
Hungría 4 14,3 13276,0216855321
Bélgica 3,9 15,1 44327,2560419789
Eslovenia 3,7 14,5 23347,1977161486
Luxemburgo 3,5 15,1 99882,3952457984
Francia 3 13,7 41314,2146546181
Países Bajos 2,5 10,4 49437,5105711423
Rep. Checa 2,3 8,6 19595,7016944557
Finlandia 2,2 11,8 45530,9105367508

Los peores datos son de Grecia, España e Italia. Los mejores de Finlandia. Pero llama la atención que no hay una relación directa e inmediata entre la renta per cápita y la desigualdad. Por ejemplo, la República Checa con menor PIB per cápita que España, tiene, no obstante, una desigualdad muy inferior.

Viendo ahora los datos de pobreza severa:



Privación severa Sin comida proteínica cada 2 días
Hungría 26,8 33
Grecia 20,3 13,8
Italia 12,4 14,2
Polonia 11,9 13,3
Portugal 10,9 3,3
Eslovaquia 10,2 23,7
Irlanda 9,8 3,9
UE-28 9,6 10,6
Reino Unido 8,3 8,7
UE-15 7,2 8
Eslovenia 6,7 9,7
Rep. Checa 6,6 13,1
España 6,2 3,5
Alemania 5,4 8,4
Francia 5,1 7,4
Bélgica 5,1 4,6
Austria 4,2 8,3
Dinamarca 3,8 3
Finlandia 2,5 3,2
Países Bajos 2,5 2,6
Luxemburgo 1,8 2,4
Suecia 1,4 1,5

Se observan datos alarmantes en varios países europeos. Porque hablamos aquí de pobreza extrema. De desnutrición. España tiene programas y asociaciones que amortiguan la desigualdad para evitar que se refleje linealmente en situaciones de pobreza. 

En cuanto al índice S80/S20, que es la renta del 20% más rico, respecto a la renta del 20% más pobre: por cuánto multiplicamos la renta per cápita desde los más pobres a los más ricos. Cuánto mayor sea el número, más desigualdad.


Índice S80/S20
Grecia 6,6
España 6,3
Portugal 6
Italia 5,7
UE-28 5
UE-15 4,9
Polonia 4,9
Irlanda 4,7
Luxemburgo 4,6
Alemania 4,6
Reino Unido 4,6
Francia 4,5
Dinamarca 4,3
Hungría 4,2
Austria 4,1
Bélgica 3,8
Suecia 3,7
Finlandia 3,6
Países Bajos 3,6
Eslovenia 3,6
Eslovaquia 3,6
Rep. Checa 3,4


De nuevo nos encontramos con mayor desequilibrio en los países del sur de Europa, por factores culturales y de preferencia social.

Aquí acudo a la explicación dada por uno de los mayores especialistas mundiales en las causas y de la desigualdad: " Este hecho muestra como las causas mayores del crecimiento de las desigualdades tanto dentro de cada país como a nivel mundial son políticas (es decir, relacionadas con las relaciones de poder) más que económicas. En aquellos países donde el mundo del trabajo tiene mayor poder político hay menos desigualdades. Y en aquellos países donde el capital (los grandes grupos financieros y económicos) tiene mayor influencia política, las desigualdades son mayores.". Vincenç Navarro: 

http://www.vnavarro.org/?p=8323.

El origen es político. De hecho, la desigualdad en España increíblemente no es el tema central de las próximas elecciones generales. Debería serlo.


miércoles, 7 de octubre de 2015

Crecimiento y paro en España (II).

A partir del artículo anterior, ¿Cuánto tiene que crecer el PIB a precios constantes español para crear empleo. ¿Cuánto vale la Ley de Okun para España actualmente?.

Una simple regresión lineal (MCO) nos da una idea aproximada de estas cantidades.

Y = IEPA =incremento porcentual trimestral de la población ocupada con datos EPA. Desestacionalizada.

X = IPIBC = incremento porcentual trimestral del PIB a precios en euros constantes, datos anualizados para cada trimestre.

Modelo:    Y = b(1)X + b(2)  + U,      usando el programa econométrico Easyreg.
U es el término de error, que debe tener las características de un proceso estocástico.

b(1)         1.4700131      (valor t: 29.673) 

b(2)        -0.3154761     (valor t -9.247)                        

n = tamaño de la serie = 49

Coeficiente de determinación =  0.9493
Coeficiente de determinación ajustado =  0.9482

F test: F(1,47) = 880.51

Todos los estadísticos señalan que tenemos una relación significativa, relevante, entre ambas variables. Pero existe claramente un problema de autocorrelación de las discrepancias: Durbin-Watson test = 0.368219.

Habría que realizar ajustes en la estimación. Pero como primera aproximación vale.

Nos indica que a partir crecimientos trimestrales del 0.2146% comienza a crearse empleo en España. Es decir, a partir de aumentos de 0.8612% en el PIB anual, a lo largo de un año entero.

Como estamos creciendo a tasas de entre 2.67% y el 3%, cabe esperar una aumento de la población ocupada de entre el 3,61% y el 4.1% en 2015. En otro artículo del blog hice un pronóstico en base a estimación por series temporales.

Veremos al final del año los datos.

domingo, 4 de octubre de 2015

Crecimiento y paro en España.

Ignacio Escañuela Romana.
3 de octubre de 2015.

Existen dos fuentes de crecimiento, en general. La acumulación de factores y la mejora en la eficiencia de esos factores (tecnología). Los factores son trabajadores, inversión en su formación, capital físico, y características de ese capital. La tecnología es todo lo que organiza a estos factores para, finalmente, producir.

En relación exclusivamente con el empleo en España, el crecimiento de los últimos trimestres puede venir, del mismo modo, de mejoras en la productividad laboral y de incorporación de trabajadores desempleados. No hablo de productividad general, de todos los factores, sino sólo de la laboral.

¿Qué impacto está teniendo el crecimiento en el descenso del paro?. ¿Cuál es la relación?. ¿Crece el empleo más rápidamente que en anteriores recuperaciones?. La Ley de Okun establece que la relación entre crecimiento económico y evoluación del desempleo es muy estable en cada economía.

Como casi siempre en este blog, acudo a los datos para intentar sacar conclusiones. Y lo he hecho de dos formas para lograr contrastar los resultados. En todos los casos, datos desestacionalizados.

Primero, he tomado las siguientes series:

- Serie mensual de consumo de energía primaria. Es una variable muy bien relacionada con la renta nacional. Si hay mejoras en la eficiencia energética productiva, podríamos observar que se consume menos energía por cada trabajador.
- Serie mensual de afiliados a la Seguridad Social. Tiene la ventaja de ser un dato efectivo, y no lo que una persona declara en una encuesta. Pero también presenta varios problemas. Los trabajadores podrían permanecer siéndolo, aunque sin cotizar. O en algunos regímenes podrían cotizar sin desarrollar un trabajo real. Además, no recoge las posibles variaciones en la duración de la jornada laboral. Si fuese cierto que los nuevos contratos son usualmente a tiempo parcial, nos encontraríamos una caída en la productividad laboral falsa.

Veamos la serie de consumo de energía primaria dividida por la serie de trabajadores afiliados a la Seguridad Social.


              CENE            AFIL         CENE/AFIL
         Tm equiv. Petróleo)(personas)
ENE 1985    70129000,00    10551089,42    6,65
ENE 1986    70828000,00    10553436,67    6,71
ENE 1987    73977000,00    10829849,58    6,83
ENE 1988    75704000,00    11163830,00    6,78
ENE 1989    80596000,00    11651636,58    6,92
ENE 1990    85447000,00    12171249,00    7,02
ENE 1991    88985000,00    12536461,33    7,10
ENE 1992    90680000,00    12647463,92    7,17
ENE 1993    91506000,00    12501493,50    7,32
ENE 1994    90709000,00    12072615,67    7,51
ENE 1995    94112000,00    12070381,67    7,80
ENE 1996    97303000,00    12321931,33    7,90
ENE 1997    98455000,00    12528444,92    7,86
ENE 1998    104180000,00    12978587,58    8,03
ENE 1999    111785000,00    13655573,58    8,19
ENE 2000    116477000,00    14405504,92    8,09
ENE 2001    121377000,00    15116487,92    8,03
ENE 2002    125526000,00    15693564,75    8,00
ENE 2003    128440000,00    16166266,83    7,94
ENE 2004    132842000,00    16655035,33    7,98
ENE 2005    139429000,00    17121343,33    8,14
ENE 2006    145815000,00    17913395,08    8,14
ENE 2007    144604000,00    18649111,58    7,75
ENE 2008    147551000,00    19181830,67    7,69
ENE 2009    140713000,00    18925534,17    7,44
ENE 2010    128748000,00    17866453,58    7,21
ENE 2011    130007000,00    17559344,25    7,40
ENE 2012    128902000,00    17288212,42    7,46
ENE 2013    129602000,00    16677220,75    7,77
DIC 2013    120958000,00    16227662,08    7,45


Desde 2007 a 2013 se observan pocas modificaciones en la cantidad de toneladas equivalentes de petróleo consumidas por la economía española por cada trabajador afiliado a la Seguridad Social. No se observan avances en la eficiencia energética productiva. Todas las modificaciones en la producción vendrían de cambios en la fuerza productiva.

Segundo, he tomado las series:

- Serie trimestral de PIB a precios de mercado. Precios constantes de 2005.
- Serie trimestral de ocupados, según datos de la EPA. Datos, pues, de encuesta.

                EPA            PIBC                PIBC/EPA
             (personas)     (PIB precios ctes.
                             euros, datos anuales 
                             en trimestres)
DIC 2002      16790100,00    928638000000,00    55308,66
01/03/2003    16942700,00    935831000000,00    55235,06
01/06/2003    17106775,00    942900000000,00    55118,51
01/09/2003    17288450,00    950206000000,00    54961,90
DIC 2003      17475600,00    958239000000,00    54832,97
01/03/2004    17644975,00    965415000000,00    54713,31
01/06/2004    17793900,00    972901000000,00    54676,10
01/09/2004    17954675,00    981209000000,00    54649,22
DIC 2004      18142250,00    988584000000,00    54490,71
01/03/2005    18383725,00    997019000000,00    54233,79
01/06/2005    18669150,00    1006118000000,00    53892,01
01/09/2005    18952400,00    1015186000000,00    53565,04
DIC 2005      19207000,00    1025390000000,00    53386,27
01/03/2006    19417575,00    1035898000000,00    53348,47
01/06/2006    19600325,00    1046572000000,00    53395,65
01/09/2006    19767550,00    1057449000000,00    53494,19
DIC 2006      19939100,00    1068191000000,00    53572,68
01/03/2007    20111375,00    1078881000000,00    53645,31
01/06/2007    20283700,00    1089052000000,00    53690,99
01/09/2007    20449300,00    1098821000000,00    53733,92
DIC 2007      20579925,00    1108450000000,00    53860,74
01/03/2008    20668050,00    1116578000000,00    54024,35
01/06/2008    20684550,00    1122638000000,00    54274,23
01/09/2008    20635300,00    1124346000000,00    54486,54
DIC 2008      20469650,00    1120819000000,00    54755,16
01/03/2009    20135750,00    1111592000000,00    55204,90
01/06/2009    19762575,00    1099571000000,00    55639,06
01/09/2009    19398075,00    1088836000000,00    56131,14
DIC 2009      19106850,00    1080763000000,00    56564,16
01/03/2010    18948975,00    1077922000000,00    56885,50
01/06/2010    18848200,00    1078230000000,00    57205,99
01/09/2010    18778350,00    1079485000000,00    57485,62
DIC 2010      18724475,00    1080913000000,00    57727,28
01/03/2011    18667800,00    1081192000000,00    57917,48
01/06/2011    18635525,00    1080132000000,00    57960,91
01/09/2011    18551900,00    1077677000000,00    58089,85
DIC 2011      18421425,00    1074237000000,00    58314,54
01/03/2012    18256150,00    1069542000000,00    58585,30
01/06/2012    18040275,00    1063987000000,00    58978,42
01/09/2012    17836075,00    1058394000000,00    59340,07
DIC 2012      17632675,00    1051799000000,00    59650,56
01/03/2013    17448950,00    1045959000000,00    59943,95
01/06/2013    17299475,00    1041587000000,00    60209,17
01/09/2013    17190050,00    1038861000000,00    60433,86
DIC 2013      17139000,00    1038862000000,00    60613,92
01/03/2014    17119100,00    1040506000000,00    60780,41
01/06/2014    17167200,00    1043745000000,00    60798,79
01/09/2014    17235700,00    1048009000000,00    60804,55
DIC 2014      17344175,00    1053297000000,00    60729,15
01/03/2015    17470225,00    1060251000000,00    60689,03

Puede observarse aumento en la productividad laboral durante la crisis, y estancamiento antes y después. El crecimiento a partir de 2014 coincide con el estancamiento en la productividad laboral. Mientras entre 2008 y 2013, la productividad laboral aumenta.

En consecuencia, el crecimiento a partir de 2013 se daría aumentando la población ocupada, con el descenso consecuente en el paro.

Lo compruebo.


He colocado los incrementos en los ocupados, en % trimestral, respecto a los incrementos en el PIB a precios constantes, en % trimestrales. La relación es bastante clara y se mantiene en la crisis y la recuperación. No parece haber un cambio de parámetro. El aumento del empleo no es más rápido que en recuperaciones anteriores.

Ya puedo sacar algunas conclusiones:

Primero, aumenta la productividad laboral en los años de la crisis, pero no la eficiencia energética por trabajador. Esto no quiere decir que haya aumentado la productividad total de todos los factores. Probablemente haya empeorado. De ahí el comportamiento de la eficiencia energética.

Segundo, la recuperación a partir de la crisis se centra en la incorporación de trabajadores. El ritmo de aumento de la población ocupada es el mismo que el observado desde 2002. No hay una aceleración.

jueves, 27 de agosto de 2015

La economía griega ante el desastre.

Un último comentario sobre el acuerdo de rescate.

Ignacio Escañuela Romana.

Veamos las bases macroeconómicas del acuerdo de rescate (el tercero) de la economía griega:

1. Subir el IVA.
2. Reducir pensiones.
3. Saldos presupuestarios primarios positivos.
4. Medidas en derecho laboral que aseguren que los salarios reales pueden bajar.

Imponer una subida de impuestos y una bajada de gasto público supone un choque procíclico brutal sobre una economía que ha perdido la cuarta parte de su renta nacional en los últimos años, y que ha recaído en los últimos trimestres en una nueva recesión dentro de la depresión.

Es decir, el acuerdo consiste en reducir la demanda efectiva griega y así conduce a mayores pérdidas del PIB, más desempleo y mayor pobreza. En una sociedad tremendamente empobrecida.

Simplemente no funcionará.

Como diría James Tobin: "I am quite dismayed by the prevalence in my profession today, in a particularly virulent form, of the macroeconomic doctrines against which I as a student enlisted in the Keynesian revolution". Entiendo que la nueva macroeconomía clásica consiste en creer que la confianza lo soluciona todo y es imposible el desempleo.

No es así. El acuerdo lleva a la economía griega al desastre. Espero equivocarme.

lunes, 24 de agosto de 2015

Una lenta recuperación española.

Coyuntura, España.

Ignacio Escañuela Romana.
24/08/2015.

Un poco de coyuntura pura y dura.

¿En qué momento está la economía española?. Es decir, ¿tiene fundamento para continuar la recuperación y acelerarla o estamos en un crecimiento débil y con pronóstico dudoso?.

No es sencillo responder a estas preguntas. La Reserva Federal norteamericana y todo su panel de economistas de prestigio anda enfrascada debatiendo si es el momento de subir los tipos de interés o no, en función de si la recuperación de su economía es sólida o no lo es. Por cierto, una recuperación mucho más fuerte y duradera que la nuestra.

Veo alguos datos generales para intentar hallar respuestas.

Gráfico de crecimiento económico: evolución del PIB, pero también una variable necesariamente conectada que es la evolución en la disponiblidad (lo que usamos) de acero.


Es evidente que la recuperación española no es ni fuerte ni profunda. Estamos en los comienzos y no podemos saber si se profundizará en 2016 y será larga.

Para saber dónde estamos es útil analizar los gráficos de estas mismas series en números índice. Digamos que enero 2000 es 100, entonces:



Voy a intentar explicarlo. La economía española ha perdido 8 años y todavía no ha recuperado los valores de producción previos a la crisis. Y mantenemos modestas tasas de crecimiento de entre el 2 y el 3%. Es más, si analizamos la disponiblidad de acero, nos podemos dar cuenta de que tenemos un muy serio problema de inversión que lastrará nuestro crecimiento potencial a largo plazo.

Dicho de otro modo, en Estados Unidos el Gobierno y la Reserva Federal estarían seriamente presionados por la opinión pública para realizar políticas de creación de crecimiento.

Dicho de nuevo de otra manera. El Gobierno da énfasis a la idea de que se está creando mucho empleo con menor crecimiento del PIB. Pero: ¿Es consciente de que esto significa que la productividad está totalmente estancada y, con ella, nuestras perspectivas a largo plazo?.

¿En qué entorno se da este crecimiento inicial y débil del PIB?.

Hay dos variables a las que quiero apuntar ahora, que configuran parcialmente el entorno de la economía española. Déficit público y tipo de interés.



Este saldo presupuestario negativo es consecuencia de la aplicación de los estabilizados automáticos en una situación de seria recesión: caída importante en los ingresos, aumento en los gastos por desempleo y otros.

Me pregunto si después de las próximas elecciones generales en España no se aplicarán políticas de reducción del gasto público para intentar equilibrar las cuentas. Y me pregunto por cuál será el impacto sobre el débil crecimiento económico. Mi impresión es que la zona euro está permitiendo mayor desequilibrio en los presupuestos públicos españoles por ser año electoral. Después, quizá, se acabó.

En cuanto a los tipos de interés, ésta es una variable importante que conecta mercado monetario con mercado de bienes y servicios. Es por una parte, lo que recibe una persona por ahorrar y aplazar su consumo. Y por la otra, lo que le cuesta a una empresa el dinero que solicita para funcionar y para invertir.

Como ya señalé en otro comentario, lo importante, en principio, son los tipos de interés reales: los nominales menos la tasa de inflación (la fórmula más exacta es un pelín más complicada, pero nominal menos inflación es una buena aproximación con números bajos).

Deflacto mediante IPC: es decir, si he pedido a un tipo de interés del 4% y devuelvo el dinero con una tasa de inflación del 2%, el coste en tipo de interés real será aprox. 2%. Porque el dinero con que devuelvo es más barato (vale menos en relación con los bienes y servicios).



MIRESP es el tipo de interés real interbancario a un año. ILPRESP es tipo de interés a largo plazo de la deuda pública.

Se observa que la deuda pública es relativamente cara (lo que es lógico, teniendo en cuenta el déficit público que hemos visto), mientras que el tipo de interés con el que se prestan los bancos entre sí ha sido incluso negativo durante muchos trimestres, pero está ahora rebotando en un entorno general de tasas de interés bajas.

En definitiva, la economía española está viviendo en un entorno de impulso fiscal y tipos de interés bajos. Y, a pesar de ello, su recuperación es incipiente y débil.

Me siguen preocupando productividad y saldo de la balanza de pagos. Es decir, qué pasará con nuestro crecimiento potencial a largo plazo, y cómo podremos financiar nuestras cuentas de intercambio con el exterior en un entorno sin duda muy hostil, como es la zona euro. Si alguien afirma que no lo es, sólo tiene que repasar las condiciones impuestas en el tercer rescate a Grecia.



domingo, 9 de agosto de 2015

Diferenciales de inflación y crecimiento, España y la zona euro.

Diferenciales de inflación y crecimiento, España y la zona euro.

Ignacio Escañuela Romana.
9 de agosto de 2015.

La curva de Phillips relaciona negativamente la tasa de paro y la tasa de variación de los salarios nominales. Es decir, a mayores tasas de paro, menores tasas de variación de los salarios nominales. 

Como salarios están relacionados con precios, y el paro está conectado negativamente con la producción real (ley de Okun) ; la curva de Phillips establece una correlación positiva entre los precios y el PIB real. Es decir, a mayores tasas de crecimiento del PIB real, se darán incrementos de la tasa de inflación.

Por cierto, no para los monetaristas, quienes creen que el único factor que produce inflación en el crecimiento en los agregados monetarios. No habría intercambio entre producción y precios. De ahí la defensa de Friedman de una curva de Phillips vertical: sin intercambio entre paro y salarios.

Visto de otra forma, es de esperar que las tasas de inflación diferenciales entre España y la zona euro se relacionen con tasas de crecimiento diferenciales de España con esta zona. A mayor crecimiento diferencial de España, mayor inflación diferencial.

Veo empíricamente si esto se da.

DIFESP = IAPCESP – IAPCUEM.

Es la serie que sustrae a la tasa de inflación (armonizada: con la misma base de cálculo) española, la tasa de inflación (armonizada) de la zona euro en su conjunto. Valores trimestrales.

DIF2ESP = CPIBRESP – CPIBRUEM.

Es la diferencia entre la tasa crecimiento del PIB real español, valores trimestrales, deflactado por el IPCA; y la misma tasa para la zona euro.

Coloco en el eje de ordenadas DIFESP. En el eje de abscisas DIF2ESP. Es decir, en el eje X el diferencial de crecimiento, y en el eje Y el diferencial de inflación.

Es decir, hay una cierta correlación entre mayor crecimiento económica y superior aumento de los precios. Con cuatro excepciones muy relevantes que están en el gráfico a la derecha: los últimos cuatro trimestres registran un mayor crecimiento español acompañado por un menor aumento de la inflación en España. Los monetaristas dirán que esto demuestra que a largo plazo no hay relación. Lo keynesianos que el impacto del crecimiento en los precios, en una economía con tanto desempleo como la española, tiene retardos y aprovecha la capacidad excedentaria de producción.

¿Y la posible relación con los agregados monetario?. Cojo los saldos M1, M2, M3 en términos reales, de la zona euro, y los comparo con la tasa de inflación de esta zona.

Coeficiente de correlación de IAPCUEM (tasa inflación zona euro) con:
M1RUEMC tasa crecimiento base monetaria zona euro             -0.59
M2RUEMC tasa de crecimiento medios de pago M2 zona euro     -0.48
M3RUEMC tasa de crecimiento de los medios de pago más extensos zona euro -0.35

Las tasas de crecimiento de los agregados monetarios parecen relacionarse negativamente con la tasa de inflación, en contra del pronóstico de los monetaristas.

En todo caso, estos resultados son evidentemente muy preliminares, necesitando de mucho mayor rigor en la aproximación econométrica.

sábado, 4 de julio de 2015

Cambiar la zona euro, democratizar la economía.

4 de julio de 2015.

Los partidos políticos y movimientos ciudadanos se han ido quedando atrás. Como máximo, planteamientos nacionales y un impacto para cada Estado de los que conformamos la Unión Europea.

Pero Grecia demuestra que necesitamos  un planteamiento global europeo, cuyo primer y principal objetivo sea modificar el sistema de decisiones económicas.

Leyendo ayer a Stockhammer me di cuenta de lo antidemocrático y proburocrático que es el sistema político de la zona euro. En Estados Unidos sería inconcebible que el banco central fuese quien decidiese si compra deuda pública del Estado (si la admite como garantía para sus préstamos). Sería poner al banco central, que no tiene legitimidad democrática directa ninguna, por encima de las autoridades legislativa y ejecutiva, elegidas en las urnas.

En la zona euro, por contra, hemos permitido que sea el Banco Central Europeo, que, repito, no se somete a la elección del pueblo soberano, quien decida si quiere o no financiar, y en qué medida, a los Estados nacionales. Puede decidir si admite un bono de deuda pública de un Estado miembro o no. Es más, se permite decirle a los gobiernos y parlamentos de los Estados qué política fiscal deberían llevar a cabo. Y, para colmo, hemos permitido que el FMI sea quien fije los ejes económicos.

¿Tan difícil es recordar que son las urnas las que deben decidir adónde queremos ir y cómo queremos hacerlo?. Esta rigidez no democrática nos conduce al desastre.

Problemas europeos necesitan de respuestas europeas. Por ejemplo, un referéndum a nivel de la zona euro sobre la estructura de las instituciones de poder. Si no abrimos las avenidas de la libertad en la política económica de los países europeos, será preferible romper la zona y retornar a las políticas nacionales. También depende de nosotros.

lunes, 29 de junio de 2015

Una sencilla reflexión sobre Grecia.

Ignacio Escañuela Romana.
29 de junio de 2015.

Valoraré y cuantificaré las propuestas del Eurogrupo, FMI, BCE y gobierno griego. Vaya por delante que el FMI está haciendo mucho daño en la zona euro. Pero ahora quiero dar una breve reflexión sobre la toma de decisiones económicas.

El gobierno griego se ha equivocado.

Tenía dos opciones. Ambas malas. Pactar con los acreedores y el FMI una continuidad de las condiciones, que configuraban un escenario negativo para el crecimiento económico a corto y medio plazo. Ya he cuantificado en el anterior artículo que lograr un superávit primario suficiente sin una quita, y sin crecimiento económico, es una entelequia económica.

La segunda posibilidad era salir del euro, recuperar una moneda nacional con la independencia macroeconómica que da, devaluar y quitar deuda (menos cantidad y/o menos interés y/o más plazo). Resultado: tremenda crisis a corto plazo, pero rebote de crecimiento a medio plazo. En este sentido, el próximo artículo es una cuantificación de la condición Marshall-Lerner para Grecia, que es la clave de la respuesta económica de crecimiento a medio plazo. También la cuantificaré para otros países de la zona euro.

Pero lo que no podía hacer es lo que ha hecho: amenazar con recuperar la moneda nacional dentro de una semana, tras un referéndum incierto, provocando un colapso absoluto de la economía griega.

De otro modo, o se sigue en el euro, o de la noche a la mañana no se está en él. El gobierno griego es el responsable, es el que toma las decisiones, no puede delegar, ni siquiera en un referéndum.

La responsabilidad de un gobierno elegido democráticamente es el tomar decisiones y propugnar su toma en los órganos legislativos. No lo ha hecho. Está provocando un colapso económico para justificarse. Incorrecto.


domingo, 21 de junio de 2015

Grecia: una solución.

Grecia: una solución.

Ignacio Escañuela Romana.
20 de junio de 2015.

Conforme he ido repasando datos de la economía griega, he ido tomando conciencia de la pesadilla en que se encuentra. Así como de la falta de conciencia europea y social, de casi todos, si no todos, los gobiernos europeos. Especialmente Alemania, quien, sin duda, dirige los ejes fundamentales de la política de la zona euro.

Voy a exponer que las soluciones propuestas por el Eurogrupo y el FMI son totalmente erróneas. Intento esbozar una solución factible.

Comienzo por los datos fundamentales. La economía griega se ha reducido en un aprox. 25% real en los últimos años, arrojando al paro y la pobreza a una gran parte de la población helena. Esta caída es simplemente brutal. Comparable a la reducción de la renta nacional de los Estados Unidos tras la depresión de 1929: descenso en alrededor del 30 al 33% del PIB en 1933, respecto a 1929. En 1937, la economía norteamericana había vuelto aproximadamente al punto de partida de 1929. Es decir, en unos ocho años la renta nacional se había recuperado. Mientras tanto, Grecia está en su octavo año de crisis, sin haber recuperado nada, y con una tasa de crecimiento negativa.

Otros datos: Grecia está comenzando a caer en una nueva recesión, con datos del –0.8% PIB real anual. Tras un 2014 que fue su primer año de crecimiento desde 2008, pero sólo un tímido +0.8%. Un escenario de deflación: -2% anual, que delata la debilidad de  la demanda interna y que dispara la deuda del país, como veré. Coste de la deuda pública por encima del 8% en tipo de interés. Deuda pública en 177.10% PIB, que la sitúa sólo por debajo de Japón, cuya potencialidad económica es muy distinta.

Por cierto, es radicalmente falso que el gobierno heleno no haya ido aplicando políticas de recorte del gasto público. Ha acumulado recortes de gasto del 15% o más respecto al PIB. No conozco otro país europeo que se acerque ni lejanamente. De hecho, no me cabe la menor duda de que esta reducción de la demanda efectiva es una de las responsables de la depresión.

Aparentemente, el descuerdo actual se sitúa en la exigencia de superávit primario que debería lograrse a través de dos medidas clave:
-      Reducción de las pensiones públicas.
-      Aumento del IVA.


Voy a intentar explicar cómo veo el problema, a partir de un análisis centrado en el superávit público primario y el crecimiento de la deuda pública.

Parto de una ecuación estándar simplificada de la tasa de crecimiento de la deuda pública respecto al PIB:

Idt =  [lag1dt * (r-g)/(1+g) ] + sp

Idt = tasa de crecimiento de la deuda pública respecto al PIB en este año. Esto es, si la deuda pública aumenta o no respecto al conjunto de la renta nacional, con la que se afrontará su pago.

Lag1dt = relación de la deuda respecto al PIB en el año anterior.

r = tasa de interés real que se paga por la deuda pública, durante el año.

g = tasa de crecimiento de la economía.

sp = déficit en saldo presupuestario primario si detraemos primero el pago de intereses, como proporción del PIB. Suele sacarse fuera de este saldo cantidades debidas al tipo de cambio (aquí inexistentes) y a gastos públicos dirigidos fundamentalmente a dar avales al sector bancario (por cierto, un 23.8% de gasto público respecto al PIB fue en Grecia para estos avales, mucho más que en España, en lo que es sin duda una política europea de hacer públicas las pérdidas empresariales privadas). Yo lo incluyo para simplificar en el saldo presupuestario primario.

Tomemos datos:

Idt = 0 = objetivo del acuerdo buscado entre Grecia y Eurogrupo.

Lag1dt = 177.10%.

r = 8.5%. Es lo que le costaba a Grecia la deuda pública a principios de este año. Ahora le cuesta más.

g = -0.8%.

g nominal = -2.8% aprox.

Veamos la ecuación ahora para Grecia:


Si las cuentas no me fallan: ¡¡el saldo presupuestario primario debería tener un 20% de superávit en relación con el PIB!!. Esto es imposible.

No es extraño que Grecia se niegue a seguir por esta senda que conduce hacia la nada. Bajar pensiones sólo serviría para aumentar el sufrimiento humano. Incrementar el IVA sólo para ahondar la crisis económica, lo que a su vez aumentaría la deuda pública.

Sencillamente no entiendo el planteamiento europeo. No comprendo que economistas de una gran preparación pretendan que el acuerdo de reducir pensiones e incrementar el IVA es la solución temporal a la situación. Estos economistas, al frente del BCE y asesores directos de los políticos al cargo, deberían decir la verdad: es preciso un cambio de rumbo fundamental.

No es tan difícil llegar a una solución, que debería basarse en:

1.   Compromiso griego de no tomar medidas de incremento de gasto público, ni reducción de ingresos, el primer año. Acuerdo a revisar anualmente.
2.   Compromiso europeo (zona euro) de formar un fondo financiero de rescate para Grecia que asegure que el tipo de interés de los préstamos se situará al 3%. Acuerdo a revisar anualmente y que debe incluir la cláusula de aplicación similar a todo país de la zona euro cuyo tipo de interés supere el 3%.
3.   Compromiso europeo (Unión Europea) de formar un fondo de financiación de inversiones en la UE, que, el primer año, se centrará en los países más afectados por la crisis, en proporción a su caída en crecimiento desde 2008. Toda expansión de la demanda en los países más débiles supondrá un beneficio también para los países más fuertes, vía exportaciones y estabilidad. Revisable anualmente.
4.   Compromiso europeo (Unión Europea) de formar un fondo para la financiación de políticas sociales mínimas a nivel europeo.

Esta solución puede atraer la crítica fácil siguiente. El acuerdo se basaría en que los países europeos (de la zona euro, pero también de la UE) gasten más de sus recursos. Es decir, dispongan recursos de sus contribuyentes para financiar a otros países.

La respuesta creo que es muy simple: cualquier escenario de salida de  Grecia del euro impondrá costes e incertidumbres muy superiores sobre toda la Unión Europea. Es indudable que la tasa de interés sobre los países más débiles aumentará fuertemente. La zona euro y el Banco Central se verán obligados a lanzar una política global de apoyo financiero. Y es posible, finalmente, que la salida desencadene un movimiento irresistible de caída del euro y salida de los países que no puedan soportar los altos costes asociados.

Vuelvo  a calcular la ecuación para Grecia.

Idt = 0.

Lag1dt = 177.10%.

r = 3%.

g = 0. El primer año la expansión de la demanda lograría sólo eliminar la recesión de los dos primeros trimestres de 2015. Los próximos años debería lograr una expansión.

g nominal = 2% aprox. Pues el objetivo será lograr una inflación del 2%.

Veamos la ecuación ahora para Grecia:

0 = 1.7710 * (0.03 – 0.02) / (1.02) + sp

El saldo presupuestario primario debe tener ahora un superávit en torno al 1.7% respecto al PIB, el primer año. Así lograría estabilizar la carga de la deuda pública el primer año.

Lo que quiero, por lo tanto  explicar es que el corazón del acuerdo se encuentra en lograr la expansión del PIB nominal heleno, mientras el presupuesto público se va adaptando para conseguir esta estabilidad en la deuda pública. Con un apoyo fiscal externo, dedicado a inversiones y gasto social, y con la ayuda continuada a la financiación del BCE.

¿Qué sucedería si no se alcanza un acuerdo final entre Grecia y el Eurogrupo y Grecia sale del euro y hace una quita de la deuda?. La verdad es que nadie lo sabe, porque podemos intentar predecir el impacto económico, pero no el político, mucho menos las consecuencias morales.

¿Qué pasaría si se alcanza nuevamente un acuerdo parcial para “ganar tiempo”?. Que iremos dando más fuerza a la crisis futura, y terminaremos por hacerla inevitable. Los datos de la carga de la deuda pública como porcentaje del PIB son expresivos: en 2007 era un 103,10%, ahora el 177.10%. Como este dato forma parte de los múltiplos de la ecuación, estamos complicando el acuerdo futuro y definitivo.

Y la economía helena sin crecer…., mientras aumentan la pobreza y el sufrimiento.