domingo, 31 de marzo de 2013

URGE UNA BANCA PÚBLICA ANDALUZA.

UNA APROXIMACIÓN AL URGENTE BANCO PÚBLICO ANDALUZ.

Ignacio Escañuela Romana

Entre los proyectos contemplados en el pacto PSOE-IU por el gobierno andaluz, estaba el de la creación de una banca pública: denominado "entidad financiera pública, social y ética". Es un proyecto que preveía 1.500 millones de euros, pero que hasta ahora, no se ha desarrollado. Sin embargo, es cada día más urgente y no hay ninguna justificación para demorarlo más.

No se trata de una idea nueva, basta recordar Argentaria, que unificó diferentes entidades públicas. De hecho, Bankia y otras entidades son ahora mismo públicas. El problema es que el Estado no pretende transformarlas en una entidad bancaria pública, sino privatizarlas en cuanto las haya saneado. El gobierno del PP hace públicas las pérdidas privadas, sin pensar en los posibles beneficios colectivos de una entidad atada sólo por el interés nacional. 

Que es preciso un gestor financiero público lo demuestran las actuaciones del ICO. El procedimiento que sigue en la oferta y adjudicación de los préstamos habla por sí solo de las limitaciones de este instrumento. El ICO deja la elección de la concesión de un crédito al banco colaborador, que puede decidir dar un instrumento financiero propio, o  uno del ICO. Aparte del cobro de comisiones, en algunos instrumentos, los préstamos bonificados ICO le permmiten captar clientes propios, en lo que no deja de ser una mezcla dudosa de intereses privados y públicos.

Por lo tanto, la Junta de Andalucía debería formar un banco público, y debería hacerlo ya. El desarrollo y crecimiento económicos no dejan de ser responsabilidad de los gobiernos. Sólo formando un sector financiero público puede introducir dos elementos claves para que Andalucía pueda remontar en esta crisis y lo haga con una estructura económica coherente y renovada. 

En primer lugar, permitiría estimular la demanda efectiva, lo que impulsará la producción económica combatiendo esta recesión. Los datos son apabullantes. La caída en el PIB real andaluz fue en 2012 del -1'7%, frente a -1'4% español, y esta reducción se da sobre la base de un PIB per capita muy inferior al español: 16.690 euros, frente a la media española de 22.772 euros. El paro alcanza una tasa del 35'86%. Baste con estos datos.

Cuando hablo de demanda efectiva, me refiero a la suma de consumo, inversión y exportaciones netas de importaciones. Sólo si crecen los gastos, podemos esperar que se estimule la producción. Las políticas procíclicas de los gobiernos de la zona euro, incluyendo el español, que ajustan los gastos públicos y reducen la liquidez de los bancos, en medio de una depresión, son simplemente un disparate. 

¿Cómo y cuánto podría un banco público andaluz estimular la demanda agregada?. Voy a hacer un ejercicio de cuantificación muy provisional, para que se entienda cómo y cuánto es posible esperar de un nuevo sector financiero público. Supongamos que el capital inicial del banco son sólo 300 millones de euros. Un gasto asumible por la hacienda pública andaluza. Supongamos pretende conservar un 20% de reservas propias, por lo que acude a los mercados financieros y capta 1500 millones de euros en fondos a medio y largo plazo. Esta deuda tiene la misma calificación o rating que la deuda pública andaluza.

En consecuencia, decide prestar estos 1500 millones de euros. El préstamo de estos 1500 millones puede realizarlo a lo largo del primer año de funcionamiento. Tras considerar por prudencia un 10% de pérdidas porque las familias y empresas mantienen ese porcentaje de todo el dinero en efectivo o en ahorros, y en el actual entorno en el que los agentes luchan por liquidez y atesoramiento, una expansión a medio plazo (dos años) de la oferta monetaria de 3000 millones de euros en la economía andaluza. Esto es una estimación exageradamente prudente del valor del multiplicador de depósitos y efectivo. Posteriormente, el banco público irá rescatando préstamos, captando fondos y volviendo a prestar, con lo que su actividad supondrá expansiones acumuladas de dinero. Globalmente, un banco público de 300 millones de euros generaría préstamos y depósitos anuales iniciales por valor de 1500 millones de euros. Los préstamos y depósitos se emplean para comprar y vender. En todo caso, subrayo que éste es un cálculo excesivamente prudente de la primera expansión.

Es decir, conforme empresas y familias van utilizando el dinero obtenido en préstamos para comprar y realizar depósitos, el dinero (instrumentos de pago) creado globalmente sería de 1200 millones netos adicionales el primer año, y 1500 el segundo. Ello justo en un momento de fuerte depresión.

Ahora bien, el PIB global de Andalucía es de 140.757 millones de euros, por lo que una expansión de 1200 y 1500 millones en cada uno de los dos primeros años es un crecimiento del 0'89% y del 1'07%. Aquí nos encontramos con una pérdida adicional, una parte del gasto se desplaza hacia compras al exterior. Teniendo en cuenta el volumen actual de importaciones/exportaciones, podemos esperar que un 10% vaya al incremento en las importaciones. En consecuencia, el impulso final de la demanda será del 0'80% el primer año y del 0'96% el segundo año.

Con este dato reducimos de manera relevante la caída del PIB, y, en consecuencia, el drama del paro y la pobreza. Un banco público de 300 millones no sería la panacea, pero sí daría un pequeño pero importante impulso a la demanda agregada. Sé lo que dirán los economistas neoliberales o neoclásicos: cuando el banco público pida ese dinero, reducirá consecuentemente los fondos disponibles para la inversión privada, por lo que no habrá expansión ninguna. Este argumento carece de base, ya que el problema actual es la ausencia de proyectos de inversión que la banca privada quiera financiar. El coste de oportunidad es prácticamente cero.

El segundo elemento de una banca pública sería el de impulsar una nueva estructura económica en Andalucía. ¿Cuáles son los sectores que el sector público quiere estimular?, ¿qué sinergias industriales quiere y puede crear?. Es preciso establecer un estrategia industrial y financiarla.

Mi propuesta es la de financiar el desarrollo de los sectores que cumplan dos condiciones: alto crecimiento de la demanda internacional y existencia de ventajas comparativas en Andalucía. Para hallar estos sectores es suficiente comparar la rentabilidad de las empresas del sector con la media española y la media de la zona euro y añadir un análisis de las exportaciones y la demanda mundial.

Un último requisito: el banco público debe tener una actuación totalmente imparcial. Para ello la dirección de la entidad debe ser independiente. Una vez nombrada, dará cuentas sólo al Parlamento y no podrá renovar mandato.

Por último: ¿qué diría el gobierno de Madrid?. Es evidente que trataría de impedirlo. Depende de la capacidad política de presión andaluza que pueda llevarse hacia adelante proyectos de estímulo y reforma de nuestra economía.

   

martes, 19 de marzo de 2013

Una nueva reforma absurda: anteproyecto para los ayuntamientos.

La reforma local que prepara el gobierno de Madrid es absurda:
1. No puede lograr los objetivos que persigue, ya que no reduce los costes de los servicios públicos.

1.1. Las duplicidades que dice perseguir no se encuentran en las administraciones locales, y se eliminan sólo con leyes sobre áreas y materias.

1.2. Además, el cálculo del llamado "coste estándar" es un promedio sin sentido: deja fuera variables relevantes como densidad de población, estructura demográfica, situación geográfica, etc. Poner coste estándar a la administración local equivale a pedirle al ministerio de fomento que haga todas las carreteras al mismo coste: sean de montaña o no, sean insulares o no, etc.

2. Sí logra acabar con dos elementos muy valiosos:

2.1. El principio del federalismo fiscal: las administraciones locales existen para dar una respuesta a las diferentes preferencias locales en la asignación de bienes públicos. Realizar competencias desde las diputaciones logra la enorme ineficiencia de dar bienes y servicios públicos sin atender a las preferencias de los municipios.

2.2. Y se benefician de la posibilidad de democratizar las decisiones tomadas, dando información exhaustiva a todos los ciudadanos de lo que se hace, por qué, y con qué ingresos-gastos.


Más detalles:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165426&titular=una-reforma-local-absurda-